Reconstrucción ligamento cruzado anterior

RECONSTRUCCION DEL LIGAMENTO CRUZADO ANTERIOR
(CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA CON EL USO DE UN ARTROSCOPIO)

La rodilla es la articulación que encaja el hueso del muslo (fémur) con el hueso de la pierna (tibia). El ligamentocruzado anterior se encuentra situado en el centro de la articulación y tiene la función de estabilizar la rodilla junto conotras estructuras. Su rotura puede producir episodios repetidos de “fallo” que cursan con dolor y a veces con derramede la rodilla y que a medio o largo plazo suele provocar una degeneración de la articulación. Muy frecuentemente la rotura del ligamento cruzado anterior se acompaña de otras lesiones en de la rodilla: de los meniscos, del cartílago o delos ligamentos.

La intervención consiste en la reconstrucción el ligamento ya sea con otros tendones de la rodilla o con un injerto compuesto de hueso y tendón patelar de su rodilla. Para su anclaje se necesitan realizar unos túneles a través del hueso y su fijacióncon implantes metálicos y/o reabsorvibles. El objetivo del procedimiento es el de mejorar la función de la rodilla, dotar a la articulación de una mayor estabilidad yretrasar la progresión de las lesiones.

La intervención precisa de anestesia general o bien de anestesia raquídea (de cintura para abajo). El Servicio de Anestesia estudiará sus características personales, informándole en su caso cual es la más adecuada.

Para reducir la incidencia de dos de las complicaciones principales: aparición de trombosis en las venas o infección después de la operación, se administrará la medicación oportuna.

CONSECUENCIAS SEGURAS

  • Después de la intervención presentará molestias en la zona de la herida, debidas a la cirugía o a la adaptación de los músculos de la zona. Estas molestias pueden prolongarse durante algunas semanas, meses, o hacerse continuas.
  • Precisará guardar reposo en cama unos días y posteriormente recibirá instrucciones sobre la rehabilitación a realizar ycomo utilizar las muletas. Además puede necesitar una rodillera o un inmovilizador durante algún tiempo.
  • En algunos casos es necesaria una segunda operación para retirar los implantes metálicos colocados, cuando provoquenalgún tipo de molestias y una vez que hayan cumplido su función.
  • Después de la intervención presentará inflamación en la articulación que se traducirá en un derrame más o menos importante y molestias en la zona de las heridas debidas a la cirugía y proceso de cicatrización, que puede prolongarse algunas semanas o meses.
  • Para el éxito de esta intervención es imprescindible la colaboración del paciente en la realización precoz de ejercicios de rehabilitación, de los que recibirá las oportunas instrucciones. Con ello evitará la eventual atrofia muscular, o la corregirá conforme ejercite su musculatura.